Artículos EspecialesDerecho Internacional

El concepto del Soft Law

Las fuentes del derecho internacional

En la práctica cotidiana del Derecho Internacional, es común encontrarse con conceptos o términos que muchas veces, damos por hecho que los conocemos como lo es el concepto del soft law.

Inicialmente debemos considerar que antes de hablar del concepto del soft law, hay ubicar para precisar las fuentes del derecho internacional, teniendo así que de acuerdo con Alfred Verdross[1], las fuentes del derecho internacional son:

  1. Las normas generales de derecho internacional: la costumbre internacional (la doctrina, la práctica internacional y la costumbre universal y particular), los tratados, los principios generales del derecho, la jurisprudencia y doctrina, y la legislación internacional.
  2. Los negocios jurídicos internacionales: los negocios jurídicos unilaterales y los negocios jurídicos multilaterales.

El Concepto del Soft Law, en la doctrina

En cambio, para Antolín Díaz Martínez[2], el derecho internacional se clasifica en público y privado. “Dentro del derecho internacional público se encuentra el derecho de la comunidad internacional, el Ius bellum o derecho de la guerra, el derecho diplomático, el derecho de los tratados, el derecho penal internacional y el derecho internacional humanitario. Considera como privados el derecho comercial internacional y el civil internacional”. Este autor destaca la inclusión de organismos que promulgan disposiciones que recaen sobre intereses particulares, cuyo origen proviene en organismos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas o creados por los Estados. Señala que, debido a esto, estas disposiciones son de derecho internacional público, tal es el caso de la OIT, el CEDAW, el CESCR, entre otros.



Así mismo, se encuentra el Ius Cogens que “está conformado por aquellas normas que la comunidad internacional acepta y reconoce en su conjunto, pasando a ser el Tratado de Viena la principal fuente jurídica de estas normas generales imperativas internacionales” (Bolaños Céspedes, 2014). Estas normas “son de carácter obligatorio y su vulneración genera la nulidad en el caso de una norma convencional y una responsabilidad agravada en el caso de los sujetos del derecho internacional”[3]. Posterior a lo descrito podemos encontrar en el ámbito internacional normas que si bien no son de observancia obligatoria (derecho duro), si pueden considerarse auxiliares, como el derecho “blando” traducción literal del concepto del soft law.

El Concepto del Soft Law

De acuerdo con la versión más reciente del Diccionario Jurídico de la UNAM: “El soft law está integrado por instrumentos internacionales con ciertos efectos jurídicos, pero que carecen de obligatoriedad; es conocido como derecho “débil, blando, flexible o suave”, es emanado por organismos internacionales que por medio de resoluciones, provisiones, declaraciones, manifestaciones o recomendaciones no vinculantes establecen directrices, principios, patrones, pautas que pretenden inducir comportamientos en las relaciones entre Estados que servirá de inspiración o para que los Estados legislen internamente al respecto o para la futura celebración de un tratado internacional.” (De la fuente Rodríguez & Contreras Bustamante, 2020, pág. 1690)

Se puede colegir que el Hard Law, son aquellas fuentes obligatorias del Derecho Internacional, descritas anteriormente, en cambio para el concepto del Soft law, son las normas o declaraciones que “su incumplimiento carece de consecuencias jurídicas, en caso de la no observancia, los efectos no son jurídicos sino políticos; Son normas internacionales, obligatorias porque son resultado de un proceso de celebración entre los Estados, que sí son vinculantes por lo cual es considerado como derecho duro, de cumplimiento forzoso” (Op. Cit).



En otro sentido, “el derecho se dice blando porque no reúne las suficientes condiciones para configurarse, en estricto sentido, como un derecho duro o Hard law, esto es, con un carácter obligatorio que posibilite el poder de reacción del ordenamiento ante el evento de ser incumplido. Ha de señalarse que no podría tenerse tampoco como parámetro de validez de las normas ni sería justificable su refutación, así como tampoco contaría con sanción aquél que desconozca sus contornos.” (Zambrano Pérez, 2016)

El Soft law en la actualidad

En tiempos de la globalización, siendo la tendencia predominante que se caracteriza por la posibilidad de la apertura de mercados y finanzas, la deslocalización empresarial, el consumo y la producción mundial, así como la desregulación de la economía, en donde es más frecuente la intensificación, interrelación e interdependencia de las relaciones entre países, personas, economías, bienes y servicios. Siendo el motor o eje de la economía, los avances tecnológicos y comunicacionales, dando lugar a que se cree una necesidad de regulaciones globales, respetando por supuesto las normas rígidas, la fuentes del Derecho Internacional, pero pensando más allá como lo que hace la salvaguarda de los Derechos Humanos, surgiendo entre la liberalización de derechos con el surgimiento de estructuras políticas y económicas de múltiples direcciones, siendo las fuentes de cooperación entre los conflictos del desarrollo mundial de las personas.

Dentro del contexto anterior, el concepto de Soft law, es cada vez más común entre todas las personas, tan normal que incluso ya se esa utilizando para el bien común de todos, haciendo que surja un marco normativo para auxiliarse a cumplir con las normas jurídicas, tal es el caso de la cultura del “compliance” que nació fundamentalmente de una Norma Internacional que emanó de la Organización Internacional de Normalización (ISO), teniendo aquí un gran ejemplo del uso o aplicación del concepto de Soft law, en la actualidad.

Como ya se describió, estas normas surgidas de la ISO, puede ser no obligatorias, no vinculantes para el contexto jurídico global, sin embargo, el cumplimiento de ellas es auxiliar, como es el caso de la Norma ISO 37001, mecanismo diseñado para ayudar a las organizaciones a implantar y mantener medidas específicas que les ayuden a prevenir, detectar y abordar el soborno en toda la organización y sus actividades comerciales. Bajo esta idea, el concepto de Soft law, pasa así, de constituir meras normas programáticas, a adoptar la forma de marcos de referencia con contenidos normativos específicos, incluso más potentes que los derivados del propio Hard law.



El Soft law en conclusión

Con todo lo descrito anteriormente, vale la pena colegir lo siguiente:

  1. El concepto del Soft Law, se bien no forma parte de las fuentes del derecho internacional “tradicionalista” si puede coadyuvar a las fuentes formales para que sus aplicaciones sean más satisfactorias para el derecho en general.
  2. Dependiendo de la mentalidad y dominio del tema, el concepto del Soft law, poco a poco se volverá marco de referencia en los impartidores de justicia en México, por lo que su estudio y aprendizaje se vuelve estrictamente indispensable.
  3. El concepto del Soft law, si bien no es vinculante, pero la interacción entre la sociedad, la globalización, el uso masivo del internet, cada vez va contribuyendo que se tenga un conocimiento basto al respecto.
  4. En México, derivado de las implicaciones penales hacia las personas jurídicas que se tiene por el Código Nacional de Procedimientos Penales, el concepto del Soft Law, como tal no sea estudiado pero si es practicado con los diferentes estándares de la cultura “compliance”.

Bibliografía

Bolaños Céspedes, F. (2014). Estatuto de la Corte Internacional de Justicia. Revista Latinoamericana de Derecho Social, Núm 19, 5-6. Recuperado el 13 de diciembre de 2021

De la fuente Rodríguez, J., & Contreras Bustamante, R. (2020). Diversos Conceptos. En M. Ortuño Burgoa, Diccionario Jurídico (pág. 531). México: Tirant Lo Blanch.

Ostau de Lafont de León, F. R. (2015). El derecho internacional laboral. Bogotá: Universidad Católica de Colombia.

Zambrano Pérez, D. A. (2016). La incidencia del llamado Soft law o derecho blando en la interpretación del jues constitucional. (C. d. Constitucionales, Ed.) Tribunales Constitucionales y Jurisprudencia: Casos prácticos, Cuba, Italia, Colombia y México(2), 117-162. Recuperado el 13 de diciembre de 2021, de Serie Interpretación Constitucional Aplicada: https://sistemabibliotecario.scjn.gob.mx/sisbib/2016/000286847/000286847.pdf

CITAS

  1. Alfred Verdross, Derecho internacional público. Madrid: Aguilar, 1976, p. 123.

  2. Antolín Díaz Martínez, Manual de derecho internacional público privado (2.ª ed.). Bogotá: Imprenta DonQuijote, 1986, p. 54.
  3. Diego Ibáñez Bru ron, La costumbre internacional, el Ius Cogens y las obligaciones Erga Omnes: El Ius Cogens como única fuente de las obligaciones Erga Omnes. Santiago de Chile: Universidad de Chile, 2008. Al respecto, véase: Ricardo Abello Galvis, Introducción al estudio de las normas de Ius Cogens en el seno de la Comisión de Derecho Internacional, en Universitos, núm. 123, 2011.

Mostrar más

Gabriel Aranda Z.

Profesional especializado en temas de Seguridad Social, laboral, fiscal en México, se ha desempeñado en diferentes empresas a nivel nacional, actualmente se desarrolla como consultor independiente. En proceso de titulación en Derecho en el Sistema de Enseñanza Abierta de la Universidad Veracruzana. Instructor de capacitación certificado bajo la norma CONOCER.
Botón volver arriba
error: Alert: El contenido esta protegido contra plagio